Pegatiros.com

 
   
ODYSA FORCES: Airsoft Friends GroupAirsoft: Artículos y reportajes y recursos variosMundo Militar: Artículos, reportajes y recursos variosContacto con ODYSA FORCES: Airsoft Friends Group
 
 








Mundo Militar: Artículos, reportajes y recursos varios

 

AVIACIÓN

El Teniente Miguel Entrena y su Heinkel
El Heinkel 100
El Focke Wulf 190 Sturm
JG 54, los corazones verdes (Luftwaffe)
El IA-63/AT-63 Pampa
Heinkel He 112. El competidor

El Teniente Miguel Entrena y su Heinkel
Fuente: http://tecnica-militar.fateback.com
Autor:
Wilhelm Heidkamp 

 

Esta es una historia curiosa. ¿Sabías que hubo enfrentamientos entre cazas españoles y aviones de la Francia de Vichy e incluso norteamericanos?

La historia comienza en 1942. Cuando África se convirtió en zona de combate, la Fuerza Aérea Española envió algunas escuadrillas a África del Norte para proteger el espacio aéreo del Marruecos español y su protectorado. Entre las unidades enviadas, había algunos Heinkel 112B, el aparato que años antes había competido en Alemania con el Bf 109 (Messerschmitt) por la plaza de caza estándar de la Luftwaffe.

 

 

Para el que no conozca este aparato (He112) simplemente diré que para muchos aficionados a la aviación, este modelo tenía más posibilidades que el Messerschmitt y que de haber seguido su desarrollo, hubiera dado lugar a una serie de interceptores de gran nivel. Pero ésta no es la cuestión del presente artículo.

 

 

Volviendo a África, en noviembre de 1942 los Aliados desembarcaron en el Marruecos francés y en Argelia, lo que supuso llevar la guerra hasta las mismísimas fronteras españolas. Desde el principio, los aviones aliados violaron el espacio aéreo español de forma deliberada y continuada. En muchísimas ocasiones, estas violaciones dieron lugar a la aparición de cazas españoles en el área, que armados de paciencia y con órdenes expresas de Madrid no abrieron fuego contra los incursores.

 

 

Una de esas ocasiones en que los cazas españoles podrían haber causado una escabechina entre los aparatos aliados, tuvo lugar el 8 de noviembre, cuando varios cazas interceptaron una formación de C-47 Skytrains sin escolta cargados de paracaidistas en Estutel, cerca de Melilla. Sin embargo, los aparatos españoles no hicieron fuego, limitándose a escoltar a los aviones norteamericanos fuera del espacio aéreo propio.

Durante meses, este tipo de “encuentros” fue habitual. Hay varios informes similares de encuentros en espacio aéreo español con Spitfires. La mayor parte de las interceptaciones las realizaron los Heinkel 112, que por prestaciones y características, era el mejor caza español en África. Estos aparatos habían permanecido en la Fuerza Aérea desde la Guerra Civil, con pocas mejoras. En total, había 18 de ellos disponibles.

Además de estos encuentros con aviones aliados, hubo otros menos amistosos con aparatos de la Francia de Vichy, llegando a combatir los He112 con Dewoitine 520 galos en varias ocasiones sin pérdidas por parte de ningún bando.

Sin embargo, los aliados siguieron sin respetar el espacio aéreo español, y el primer incidente serio ocurrió el 3 de marzo de 1943. Ese día, los puestos de observación de tierra observaron como una formación de cazabombarderos aliada violaba nuevamente la soberanía española cruzando a Marruecos desde Argelia. Recibida la noticia en el 27º Grupo de Caza, se ordenó que los Heinkels salieran a interceptarlos.

 

El Teniente Miguel Entrena Klett (ver datos biográficos más adelante), despegó inmediatamente con su He112B2 del aeródromo de Nador y ascendió hasta los 3.500m detectando casi inmediatamente la presencia de 11 cazabombarderos norteamericanos (P-38F1 Lightnings del 14th Fighter Group con base en Youk-les-Bains, Argelia) volando en dos formaciones, de cinco y seis aparatos a diferentes alturas. Para atacar con alguna posibilidad, Entrena se posicionó a mayor altura (4.000m) entre los P-38 y el sol. Eligió de las dos formaciones estadounidenses, la que volaba a mayor altura, y se lanzó disparando contra uno de los bimotores. El aparato fue alcanzado por varios proyectiles del cañón de 20mm del He112, y uno de sus motores comenzó a arder desprendiendo humo. El piloto del aparato alcanzado lanzó los depósitos externos de combustible y abandonó la formación, seguido por el Teniente Miguel Entrena, quien no volvió a disparar contra él, sino que poniéndose a su altura le hizo gestos para que se lanzara en paracaídas.

El piloto estadounidense no saltó. Preocupado seguramente por no quedar en territorio español (lo que habría supuesto el internamiento, maniobró hacia la frontera hispano francesa entre Marruecos y Argelia, consiguiendo hacer un aterrizaje forzoso a orillas del río Mulluya, justo en la frontera pero ya en territorio francés (controlado por los Aliados desde 1942 tras los desembarcos de la Operación Torch). El P-38 sufrió serios daños en la toma de tierra porque debido a los impactos recibidos, sólo una de las dos ruedas laterales descendió, con lo que al final, el aterrizaje se produjo sobre su panza.

 

 

Este incidente pudo haber tenido consecuencias internacionales, pero los Aliados, implicados en la campaña africana y con toda la Segunda Guerra Mundial por delante todavía, no tomaron represalias sobre España. Del mismo modo, desde Madrid se dio órdenes expresas a los interceptores de que sólo en el caso de ser atacados estarían autorizados a disparar sobre aviones aunque se hallaran en territorio español.

De hecho, varios aparatos estadounidenses tuvieron que hacer aterrizajes de emergencia en el Marruecos español, quedando internados, siendo algunos de ellos: tres Spitfires, un Swordfish, un B-24, un P-38 y un B-25 (que después fue puesto en servicio en las Fuerzas Armadas Españolas). Por supuesto, también aparatos del Eje acabaron internados en este escenario de la guerra, entre ellos, un Ju88 y un He111.

Fuera del terreno de la aviación, muchos paracaidistas norteamericanos cayeron también sobre el Marruecos español, siendo apresados por las autoridades de cada zona.

 

El Teniente Entrena a bordo de su Heinkel.

 

 

¿Quién fue Miguel Entrena Klett?

 

Miguel Entrena Klett, participó en la Guerra Civil Española como Alférez (más tarde Teniente) Provisional de Regulares de África (primer Tabor del Tetuán Nº1). Fue condecorado por dos veces con la Cruz de Guerra y con una Cruz Laureada de San Fernando colectiva.

 

Ingresó en la Escuela Elemental de El Copero del Ejército del Aire en 1939, llegando a ser a lo largo de su carrera, profesor de la Escuela de Caza (fue seleccionado como Instructor con sólo 135 horas de vuelo durante 1941, lo que dice bastante de sus habilidades) y piloto de pruebas del Escuadrón Experimental de Vuelo de Torrejón.

 

Se retiró en 1967 con el grado de Coronel, habiendo acumulado como piloto de combate y como instructor (cerca de diez años como profesor), más de 6.800 horas de vuelo, casi todas en cazas monomotores.

 

Fue también piloto de la línea aérea Spantax, donde acumuló otras 14.000 horas de vuelo en aviones comerciales hasta su retirada definitiva.

 

Falleció en Madrid el 19 de febrero de 1999, a los 81 años.
 

 

 

Autor: Wilhelm Heidkamp

 

 

Mi más sentido agradecimiento a la familia Entrena; particularmente a Carlos Entrena, por haberme facilitado información biográfica y fotografías para la elaboración/ampliación del presente artículo. Sirva el mismo como insignificante homenaje a la memoria de D. Miguel Entrena Klett.

 






:
GRUPO ODYSA PRO


CONSULTE LA GUÍA AQUÍ:

 
ALTA EN LA GUÍA:

Darse de alta en la Guía del sector Airsoft en gratis y muy sencillo.

Tan sólo debe hacernos llegar su solicitud mediante el formulario que puede descargarse en el siguiente enlace:

·Solicite su alta aquí

Copyright 1999-2013 · ®ODYSA · ®AIRSOFT · ©PEGATIROS · ©ODYSA FORCES · ©GA! ·Todos los derechos reservados.
Las marcas y sus logotipos, así como los artículos firmados pertenecen a sus respectivos propietarios.
Seguridad y Privacidad del sitio web.