Pegatiros.com

 
   
ODYSA FORCES: Airsoft Friends GroupAirsoft: Artículos y reportajes y recursos variosMundo Militar: Artículos, reportajes y recursos variosContacto con ODYSA FORCES: Airsoft Friends Group
 
 








Mundo Militar: Artículos, reportajes y recursos varios

 

VEHÍCULOS DE COMBATE

El primer carro de combate Patton
El carro de combate M60A3 TTS
La evolución del Sherman. El M4 de 76mm.
El Nashorn
El Kettenkrad alemán
El BTR 70 soviético
El Hetzer
El Neubaufahrzeug alemán
El Sturmgeschütz III
SdKfz 165 Hummel 

El carro de combate M60A3 TTS
Fuente: http://tecnica-militar.fateback.com
Autor:
Wilhelm Heidkamp 

 


El M60 tiene su origen en el primer T26/M26 de 1944 y en los desarrollos sucesivos M47 y M48 en los que no me entretendré ahora.

Es un carro convencional, con la disposición habitual de torre y casco, con compartimiento delantero para conductor, foso de la torre, mecanismos y municiones y compartimiento posterior para el bloque motor, transmisión, etc.

De los cuatro tripulantes, el comandante, artillero y cargador viajan en la torre. El conductor se sienta solo en la parte delantera central del casco, bajo el cañón cuando éste se encuentra en la posición de las doce (ver foto superior asomando la cabeza del conductor por la escotilla).

El motor que monta el M60 es un turbodiesel de 12 cilindros, Continental AVDS-1790-2C; capaz de 750 caballos a 2400 rpm.
 


Es un motor muy fiable, con un consumo alto pero aceptable, y una larga vida, que permite al carro moverse con una agilidad aceptable aunque inferior a sus contrapartidas soviéticas (más ligeros) y por supuesto menor que la de carros más modernos con cifras de potencia de 1500 caballos como el M1 o el Leopard 2.

La última versión del M60 fue la M60A3, de 1978. Esta versión se basaba en la configuración del M60A1 pero introduciendo numerosas mejoras para mantener al vehículo en primera línea de batalla contra los últimos modelos soviéticos.
 

Los cambios más sustanciales fueron la introducción de un telémetro láser y un sofisticado computador balístico, el cual elevaba increíblemente la posibilidad de conseguir un impacto al primer disparo.

También se introdujo un mayor blindaje para cubrir la zona del anillo de la torre y se cambió la ametralladora coaxial al modelo M240. Se montaron morteros lanzadores de humo en los lados de la torreta y una camisa térmica en el cañón para prevenir la oscilación del mismo debida a altas temperaturas por tiro rápido continuado.
 

 

 

Características técnicas M60 A3:

 

- Fabricante: General Dynamics Land Systems Division, Detroit, Michigan, USA.
- Peso en combate: 51.700kg
- Longitud (contando el cañón en posición de las doce): 9.436m.
- Anchura: 3.58m
- Altura: 3.22m
- Distancia al suelo: 38.9cm
- Presión sobre el suelo: 11.2psi / 786kg/cm2
- Tripulación: 4 (comandante, cargador, artillero y conductor)
- Armamento principal: 105mm M68 con 63 proyectiles (APFSDS-T, APDS-T, APERS-T, HEAT) con ametralladora coaxial 7.62mm M240 MG (5950 disparos transportados). Nueva camisa térmica del cañón que permite rápidamente distinguirlo de las versiones anteriores.

- Armamento secundario: 12.7mm M85 MG en cúpula M29 con 900 disparos.
- Motor: Continental AVDS-1790-2C; 12 cilindros turbodiesel, capaz de 750 caballos a 2400 rpm.
- Transmisión: Allison CD-850-6A, con dos marchas hacia delante y una hacia atrás.
- Ratio potencia/peso: 14.24 CV/tonelada
- Frenos: Discos múltiples.
- Capacidad de combustible: 1460 litros
- Velocidad máxima: 48km/h
- Autonomía máxima (carretera): 480km
- Pendiente máxima superable: 60%
- Zanja máxima superable: 2.59m
- Obstáculo vertical máximo superable: 0.91m
- Profundidad máxima de vadeo (sin preparación): 1.2m
- Blindaje: Ver imagen con datos superpuestos debajo de este cuadro.

 

 

 



El salto cualitativo se dio en los años ochenta en la variante M60A3 TTS donde se reemplazaba el visor pasivo por un visor termal de última generación, el AN/VSG-2(TTS). Este TTS (Tank Termal Sight o visor térmico para carro de combate) es un sistema que se basa en que todos los cuerpos desprenden calor o radiación infrarroja, con mayor o menor intensidad. Lo que hace este sensor es elegir y clasificar esas radiaciones IR para posteriormente construir una imagen coherente del objeto en la pantalla para el artillero o el comandante del carro. El sensor distingue entre varios objetos analizando la emisión IR de cada uno. Esto funciona de día o de noche, con humo o niebla, presentando siempre al artillero una imagen nítida de lo que tiene delante.
 


Para que os hagáis una idea, el TTS del M60 es el más caro y sofisticado del mundo, y supera en capacidad al montado años después en la torre del M1 Abrams. El coste, más de 100.000 dólares cada unidad TTS (prácticamente el 12% del coste total del carro de combate) y el tamaño llevaron a elegir para el M1 un sistema más modesto.
 


Para completar la capacidad de destrucción de este vehículo, al M60A3 TTS se le dotó de un nuevo computador balístico que junto con un sensor meteorológico en el techo de la torre que capta y envía directamente al ordenador la velocidad del viento, permite conseguir blancos al primer disparo a grandes distancias.
 


Se añadió también un generador de humo que fue copiado del sistema soviético. Básicamente, funciona inyectando aceite a los colectores de los escapes, generando inmediatamente una densa nube de humo gris que permite al carro maniobrar y ocultarse. Como además dispone de TTS el M60A3 TTS puede seguir disparando desde detrás de la cortina de humo generada con idénticas probabilidades de acierto, mientras que el enemigo que no use sistemas semejantes, quedará cegado y no podrá apuntar sobre él.

 

 

Elementos característicos de la versión TTS (Tank Termal Sight):


- Nuevo computador balístico
- Telémetro láser AN-VGG-2
- Nuevo sistema de estabilización de la torreta y cañón
- Nuevo sistema mejorado de control de tiro, ordenador balístico M-21
- Equipamiento de visor térmico AN-VSG-2 (el mejor del mundo). Nueva versión de intensificador pasivo de imagen por infrarrojos Mercury-Cadmium-Telluride (HgCdTe) para visión nocturna o a través de polvo o humo.
- Mejorada capacidad de disparar y destruir blancos en movimiento

 

 

 

EL M60A3 TTS FRENTE A SUS RIVALES. POSIBILIDADES EN COMBATE:

 



La supervivencia de un carro de combate depende de tres elementos objetivos:

-La capacidad de aguantar impactos y daños procedentes del enemigo
-La potencia de fuego propia
-La movilidad y agilidad general del vehículo

El blindaje del M60A3 es un blindaje de acero homogéneo adecuado para los enfrentamientos y las municiones de los años sesenta y setenta, pero incapaz de hacer frente a las armas de los años noventa. Esto mismo les ocurre también a muchos otros vehículos del período, y es debido a los avances tanto en los proyectiles como en las clases y forma de disposición de los blindajes actuales.

La capacidad del acero de resistir impactos de proyectiles convencionales perforantes (no subcalibrados) de mediados de siglo XX, se basaba en la angulación de la plancha acorazada y en su espesor. Cuanto más inclinado y mayor espesor tenga la coraza, más oportunidades tenía el carro de sobrevivir en caso de ser alcanzado.

El problema es que desde la Segunda Guerra Mundial se han desarrollado los proyectiles conocidos como de carga hueca, conformada o HC. Estas armas no utilizan la velocidad para penetrar blindaje como en el caso de los proyectiles basados en la energía cinética, sino que emplean energía química. La carga de la cabeza HC en el momento del impacto, se concentra en forma de metal fundido a una elevadísima temperatura y presión en un pequeño punto de la coraza atacada, abriéndose paso fundiendo el acero hasta llegar al interior del carro de combate donde un chorro de metal fundido a miles de grados causa graves daños.

Las cargas huecas, como no dependen de la velocidad, pueden ser disparadas por un infante. El origen de estas armas AT portátiles está en los Panzerfausts alemanes de finales de la Segunda Guerra Mundial, en el bazooka norteamericano o en los RPG soviéticos. Hubo un momento, en que los diseñadores de vehículos acorazados comprendieron que un solo infante emboscado con un arma de este tipo podía destruir el carro más pesado y mejor blindado con facilidad, y quedaron desconcertados. El propio Hitler llegó a decir que estas armas supondrían la desaparición del tanque del campo de batalla.

Pero no fue así. El acero no era capaz de aguantar el chorro de elevada temperatura de estas armas, pero otros materiales sí. Esto dio lugar a la aparición de blindajes compuestos en donde una lámina de acero va seguida por otra de revestimiento cerámico (capaz de reflejar/resistir el chorro de metal fundido) y luego por otra de acero. De este tipo de blindajes (llamados compuestos) hay una gran variedad, y los carros más modernos están construidos en base a este esquema (Leopard 2, M1 Abrams, Challenger…) Destaca el tipo chobbam.

Sin embargo el M60 carece de esta protección. Como resultado, es vulnerable a cohetes o misiles de carga conformada o hueca.

Para paliar esta situación, los soviéticos y los israelíes decidieron montar sobre sus carros de combate, ladrillos de blindaje reactivo. Este blindaje está formado por paquetes de material explosivo pensado para estallar hacia el exterior del carro limitando o eliminando el efecto de la carga hueca o conformada. Los soviéticos son los que más han estudiado este tipo de blindaje, llegando a instalar dos capas superpuestas en algunos T-72 o T-80.
 

 

Los israelíes lo han hecho con sus M60, y aunque los norteamericanos tuvieron varios prototipos, parecen no tener interés en estos materiales. El blindaje reactivo tiene serios inconvenientes. No asegura la supervivencia del carro ante el impacto. No toda la superficie del vehículo queda protegida, dejando muchas zonas vulnerables. El estallido de un ladrillo puede provocar explosiones por simpatía de ladrillos contiguos y causar daños en otros elementos de la estructura del carro. Además supone un incremento de peso general.

Al principio, el blindaje reactivo no mostró capacidad alguna de contención frente a proyectiles cinéticos. Sin embargo, el desarrollo de ERA (Explosive Reactive Armour) soviético más sofisticado y potente, como el Kontakt-5, ha cambiado esta percepción. Las pruebas realizadas con este material, han mostrado ser capaces de proteger al carro incluso de los proyectiles más modernos de 120mm utilizados por los M1 o Leopard2 (proyectiles capaces de perforar más de 600mm de acero).
 

Otro gran avance en balística de carro, se ha hecho en relación a los proyectiles subcalibrados (APFSDS-T). El secreto de estos proyectiles radica en dos factores:

1.La enorme velocidad de la flecha. La velocidad es enorme porque es un proyectil muy pequeño para una vaina tan grande. Toda la carga propelente impulsa el proyectil junto con su envoltura, pero una vez que la envoltura se desprende la flecha continúa su camino estabilizada por aletas a una increíble velocidad. (En un 105mm como el del M60A3, en torno a 1500 m/s).

 

2.El núcleo del proyectil o flecha, está compuesto de materiales densos y de elevado peso atómico, principalmente uranio empobrecido o tungsteno (carburo de tungsteno). Estos materiales suponen una mayor capacidad perforante al chocar contra el acero o la cerámica.


 

 


 

 

 

Los blindajes compuestos no son más eficaces que los de acero homogéneo para detener los APFSDS-T. La cerámica no sirve de nada ante la flecha impactando a una velocidad más de cuatro veces superior a la del sonido.
 

Los norteamericanos prefieren emplear el uranio empobrecido porque tiene in efecto pirofórico al impactar contra el blindaje rociando el interior del carro de combate de una lluvia supersónica de fragmentos de metal incandescente que aniquila a los tripulantes e inflama propelentes y combustibles.

Los soviéticos prefieren el tungsteno por ser más barato y no implicar una manipulación tan complicado en la fabricación como el uranio.
 

 

  


El M60A3 no es capaz de resistir un proyectil subcalibrado estabilizado en ningún punto del carro. El espesor máximo de 250 mm en el frontal de la torre puede ser atravesado sin demasiados problemas por estas flechas. Por ejemplo, el 100mm APFSDS/T soviético (T-55) puede atravesar 300mm de acero, y el equivalente de 125mm para el T-64, T-72 y T-80, pueden penetrar 460mm a 2.000m de distancia.

De la misma forma, ningún carro soviético puede soportar un impacto del 105mm APFSDS/T del M60A3 TTS.

Hoy en día, la clave en la lucha acorazada radica en detectar al enemigo antes de que éste te detecte a ti, y abatirlo inmediatamente a la mayor distancia posible antes de que dispare primero. Con los nuevos tipos de proyectiles, cada carro alcanzado tiene muy pocas probabilidades de sobrevivir al impacto, máxime con los modernos sistemas de control de tiro utilizados.

Aquí es donde nuestro M60A3 TTS juega su principal baza. El sistema de visores combinado con el computador balístico, permite a este carro alcanzar un blanco al primer disparo con bastante facilidad, independientemente de que tanto el vehículo que dispara como el blanco estén en movimiento o de las condiciones de visibilidad.

La torre del M60A3 TTS está estabilizada en dos ejes, azimut y elevación. Esto permite al tirador una vez seleccionado el blanco, fijarlo en el visor para que el computador actúe sobre los mecanismos hidráulicos de la torre y del cañón de forma que siga estando alineado con la mira y la boca de fuego aunque el carro esté atravesando terreno desigual o desplazándose a gran velocidad. No obstante, la probabilidad de acertar al blanco aumenta si el M60A3 TTS no supera los 12-15 km/h.

Los carros con estabilización de última generación, como el Leopard 2 o el M1 Abrams, pueden disparar con absoluta eficacia a velocidades de cuarenta kilómetros por hora, pero ningún carro de combate soviético tiene un sistema de estabilización mejor que el del M60A3 TTS. Todo lo contrario.

Por tanto, el M60A3 TTS es capaz de batir con ventaja a casi cualquier carro soviético del tipo T-54, T-55, T-62 ó T-64. En los casos de T-72 o T-80, todo dependerá del tipo de visor y computador balístico montado, pero casi con toda seguridad no superará en prestaciones al AN-VSG-2 del TTS (de hecho ni el del M1 Abrams lo hace).

Además, está la baza del entrenamiento de las tripulaciones, donde la OTAN simpre ha llevado una considerable ventaja a cualquier rival. Como se aprecia echando un vistazo a las fotos que he incluido, el interior de un carro moderno es más parecido a un avión que al de un tanque de la Segunda Guerra Mundial, con computadores y visores muy sofisticados, que requieren personal cualificado para sacarle todo su potencial. Los soviéticos con su antigua tropa proveniente del servicio militar obligatorio nunca hubiera estado a la altura de soldados y suboficiales profesionales.

Hay otros factores que no me gustaría dejar de apuntar:

-En los combates en los que los israelíes han utilizado el M60, han sufrido bajas en las tripulaciones por culpa del endeble sistema hidráulico de giro de la torre. La torre del M60 gira muy deprisa, pero esto es debido a un sistema hidráulico que utiliza conductos vulnerables que contienen un líquido inflamable. Si un conducto era alcanzado, el líquido se inflamaba rociando el interior de la torre de fuego y causando serias heridas a la tripulación. Los israelíes prefieren el giro eléctrico aunque sea más lento (como en el Centurión). Esto llevó a la modificación del blindaje en torno al anillo de la torre en el M60A3 respecto de versiones anteriores.
-Los cañones occidentales de carro, tienen una duración muy superior a la de los cañones soviéticos (y ahora, rusos). De media, un cañón occidental como el M68 de 105mm puede realizar 400 disparos antes de necesitar ser sustituido o reparado. Por el contrario, los cañones de 125mm rusos habituales (T-64, T-72 o T-80) no superan los 100 disparos de vida. Esto es determinante del factor entrenamiento de la tripulación. Los carristas rusos apenas hacen prácticas de tiro real porque esto limitaría considerablemente el servicio operativo del arma y generaría enormes costes en repuestos y mantenimiento. Por el contrario, los carristas occidentales realizan regularmente prácticas para estar a punto el día en que tengan que disparar en condiciones de combate real.
-Y por último, los computadores balísticos rusos, están, al menos, una generación por detrás de los occidentales, reduciendo la eficacia de su fuego a larga distancia.

El M60A3 TTS lleva en servicio desde los primeros años ochenta, siendo un carro muy capaz de imponerse en el campo de batalla sobre ejércitos basados en material exsoviético o sobre otros ejércitos con material occidental pero no de primer nivel (Sudamérica, Norte de África u Oriente Medio). No soporta comparaciones globales con carros de la siguiente generación como el Leopard 2, el M1 Abrams o el Challenger.

Pero como prueba de que todavía es un gran vehículo, Turquía va a modificar sus M60 al nivel SABRA para mantenerlos en servicio. Fijaros en las fotos:
 



 

Autor: Wilhelm Heidkamp

 

 






:
GRUPO ODYSA PRO


CONSULTE LA GUÍA AQUÍ:

 
ALTA EN LA GUÍA:

Darse de alta en la Guía del sector Airsoft en gratis y muy sencillo.

Tan sólo debe hacernos llegar su solicitud mediante el formulario que puede descargarse en el siguiente enlace:

·Solicite su alta aquí

Copyright 1999-2013 · ®ODYSA · ®AIRSOFT · ©PEGATIROS · ©ODYSA FORCES · ©GA! ·Todos los derechos reservados.
Las marcas y sus logotipos, así como los artículos firmados pertenecen a sus respectivos propietarios.
Seguridad y Privacidad del sitio web.